Granola, el desayuno de los campeones

Que levante la mano quien no haya oído nunca la frase “El desayuno es la comida más importante del día”.

Lo que suponía: Nadie. Porque todos estamos más que hartitos de oír que debemos hacer un desayuno completo, que contenga lácteos, y proteínas, y  fruta, y algo de grasa, y una buena cantidad de hidratos de carbono, y… basta. Lo que no nos dicen es cómo vamos a engullir todo eso, así de buena mañana, sin reventar.

Pero para eso estoy yo, pequeños. Para asegurarme de que tomáis todos los nutrientes necesarios sin morir en el intento. He descubierto una forma sanisísima de tomar un desayuno completo, la mar de bueno y que nos ayudará a comenzar la jornada con buen pié y mucha energía: La granola. Que viene a ser como el muesli, pero con cocción y con algo de grasas y azúcar.

Es muy saciante, y tiene hidratos de carbono complejos, así que nos mantendrá a tope y sin ataques de hambre hasta la hora de comer. También nos ayuda al tránsito intestinal, y es de fácil digestión. Un combo ganador, vamos.

Para 650 gr.:

  • 500 gr de copos integrales de cereales (avena, maíz, cebada, centeno, trigo… o una mezcla de los que queramos)
  • 20 gr de nueces troceadas (crudas y sin sal)
  • 25 gr de pipas de girasol peladas (crudas y sin sal)
  • 25 gr de pipas de calabaza peladas (crudas y sin sal)
  • 10 gr de semillas de lino.
  • 40 gr de arándanos deshidratados o pasas
  • 4 o 5 orejones (albaricoques deshidratados)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 3 cucharadas de miel

Proceso:

1. Precalentamos el horno a 150º.

2. En un recipiente apto para horno, mezclamos los cereales y las semillas de lino. Añadiremos las 3 cucharadas de aceite y las 3 cucharadas de miel, y lo mezclaremos muy bien.

3. Horneamos durante 15 min. hasta que esté dorado. Cada 5 min. removeremos, para que todos los cereales se tuesten por igual.

4. Una vez tostados, los sacamos del horno y los dejaremos enfriar. Después, añadiremos los arándanos, las pipas y los orejones, que habremos troceado a dados. Lo mezclamos todo y lo guardamos en un tarro hermético, que mantendrá la mezcla fresca y crujiente durante más de 1 mes.

Por la mañana lo único que tendremos que hacer es mezclar unas 3 cucharadas con un poco de leche o zumo, o con alguna fruta fresca troceada y un yogur. Y a disfrutar del día como si fuera el último. O el primero. O nuestro cumpleaños.

Dejadme, que no he desayunado.

Y ya que hoy la cosa va de desayunos os dejo con un vídeo maravilloso. Breakfast Interruptus, de Bruton Stroube Studios. Croissants, elegancia y destrucción en poco más de 1 minuto. Que aproveche.

-

Dejadnos vuestras opiniones y sugerencias en los comentarios. Y si hacéis esta receta, nos encantará que nos lo contéis y nos mandéis una foto a correohipster[at]gmail.com con el resultado!

Licencia de Creative Commons
Todas las imágenes de este post han sido creadas por la autora del mismo y están protegidas bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported. Si deseas utilizarlas, deja un comentario con tu email de contacto.

About these ads

¿Algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 72 seguidores

%d personas les gusta esto: